• Address: C/ Rafael Reverendo Tramoyeres 1, 46020 Valencia
  • Phone: +34 960 077 828

Actualidad

El Reglamento vigente en la Unión Europea sobre la regulación básica del etiquetado nutricional, es el Reglamento (UE) nº 1169/2011 sobre Información al Consumidor, que es de obligado cumplimiento desde diciembre de 2016. Sin embargo, dicho reglamento no obliga a un etiquetado nutricional frontal, armonizado y estandarizado, tal como reclaman los consumidores y numerosos agentes sociales y agrupaciones profesionales.

El etiquetado frontal es información nutricional simplificada, colocada en el frente del paquete, que complementa al etiquetado nutricional obligatorio, con el objeto de ayudar a los consumidores en sus elecciones de alimentos, y que a día de hoy, su uso es voluntario.

El informe emitido por la Comisión el 20 de mayo de 2020 presenta los principales sistemas de etiquetado nutricional frontal actualmente implementados o en desarrollo en la UE, así como un análisis de su comprensión por parte del consumidor, su conducta durante compra, la reformulación de alimentos y las posibles barreras para el mercado interior, entre otros. Y aborda, por supuesto, la cuestión de la posible armonización de los distintos esquemas y la obligatoriedad o no de este tipo de información nutricional que hasta el momento solo era voluntaria.

Actualmente hay 6 sistemas presentes en el mercado de la UE: Keyhole (utilizado en Suecia, Dinamarca y Lituania), Nutri-Score (utilizado en Francia y Bélgica, y anunciado en Alemania, España [ya aplicado por algunos operadores], Países Bajos y Luxemburgo), el símbolo del corazón en Finlandia, el pequeño corazón en Eslovenia, el logotipo de vida saludable en Croacia, el semáforo en Irlanda [y Reino Unido] y en el NutrInform Battery, que actualmente está desarrollando Italia.

El informe de la Comisión confirma el potencial de los sistemas desarrollados para ayudar al consumidor a tomar decisiones alimentarias informadas para una elección más saludable. Además, sugiere que los esquemas que utilizan códigos de colores, con o sin un indicador gradual, tendrían mayor capacidad para mejorar la calidad nutricional de los alimentos elegidos en las compras.  

El informe concluye que parece apropiado introducir un etiquetado nutricional frontal obligatorio y armonizado a nivel de la UE para ayudar y capacitar al consumidor a elegir alimentos más saludables. Además, mantiene la pertinencia de seguir trabajando en el establecimiento de perfiles nutricionales para regular el uso de las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos y bebidas.  

Sin embargo, en su informe, la Comisión no recomienda ningún sistema específico, por lo que a lo largo de los dos años que la Comisión se marca para tener una propuesta, se irán desarrollando los criterios básicos que deba o deban tener los sistemas, así como las condiciones para cambiar el reglamento de modo que sea obligatorio en toda la Unión.

Manuel Moñino, delegado del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas en EFAD, y que como coordinador del grupo de salud pública de la Federación asistió a las reuniones de la Comisión sobre este asunto, declara que “este informe es una muy buena noticias para nuestro colectivo, pues se ponen en evidencia que las reivindicaciones de EFAD respecto de las características que debería cumplir un sistema de etiquetado nutricional frontal y su reciente documento político en Perfiles Nutricionales, están alineadas con las conclusiones de la Comisión. Confío en que EFAD, y, por lo tanto, los dietistas-nutricionistas, podamos seguir teniendo voz en el debate de esta nueva regulación que se quiere impulsar en la UE, que revertirá en una mayor protección al consumidor y en el incremento de su alfabetización y capacitación alimentaria y nutricional para una elección informada de alimentos y bebidas”.

Ir al enlace

Login


Contraseña perdida?